Lea en ingles aquí

Las cumbres internacionales sobre el clima han producido un progreso notablemente lento y se espera que la edición de este año, la COP25 en Chile, ofrezca pocas diferencias. Sin embargo, puede ser la oportunidad perfecta para que las empresas latinoamericanas lancen transformaciones empresariales sostenibles.

Chile es el destino de la cumbre internacional de cambio climático de este año en Diciembre. Los jefes de estado se reunirán en la capital del país, Santiago, para definir acciones drásticas y avanzar en la lucha contra el cambio climático, aunque la visita de presidentes como Trump y Bolsonaro genere una gran inconsistencia. Las acciones y políticas públicas que han implementado los distintos gobiernos para contrarrestar el cambio climático tienen una conclusión muy clara: ha sido demasiado tarde y muy lentas, dejando a la deriva un enorme conjunto de desafíos globales por enfrentar. Sin embargo, las empresas tienen una enorme oportunidad, convirtiendo estos riesgos en oportunidades y llenando el vació que han dejado las pocas y lentas acciones políticas. Esta es una oportunidad única para que las empresas sudamericanas, y especialmente las chilenas, establezcan el rumbo y anuncien el inicio de sus transformaciones sostenibles.

La Conferencia de Las Partes (COP) creada por la Convención Marco de Las Naciones Unidas (CMNUCC) ha comprendido, tristemente, que los titulares de los principales medios de comunicación con respecto a los eventos que se han realizado, han estado marcados por hechos irrelevantes. Una conferencia fallida en Copenhague en 2009 (COP15) y hechos como la retirada de Donald Trump del acuerdo, han sido los eventos más memorables de los últimos 25 años. Una triste realidad. Mientras que las acciones reales o acuerdo importantes han pasado a un segundo plano y apenas ha sido registrado por los medios de comunicación.

Sin embargo, este año se supone que era algo especial.

Siempre se debe celebrar un vigésimo quinto aniversario incluso si en esos 25 años se ha fracasado en crear cambios a la velocidad y escala necesaria. En un comienzo se esperaba que la conferencia fuera realizada en Brasil, donde todo comenzó en Rio, con la Cumbre De La Tierra y hubo el primer compromiso en hacer algo al respecto del cambio climático. Eso fue hasta que el gobierno del Presiente Jair Bolsonaro, renunciara a ser anfitrión de la conferencia. Este hecho genero una gran decepción dentro de los líderes mundiales.

Pero tal vez la COP se está convirtiendo en algo diferente para lo que creo en un comienzo, permitiendo que el sector privado tome el liderazgo que los gobiernos hace mucho tiempo dejaron de tener. La gran pregunta es -¿Pueden las empresas llenar el vacío dejado por las promesas de políticos durante años?. Hoy en día son las grandes empresas a nivel mundial que están reconociendo que si seguimos realizando negocios como siempre”, finalmente no habrá un siempre. Más y más información está apareciendo para sugerir a las empresas que si no integran la sostenibilidad en sus modelos de negocios, entonces su vida útil es limitada, y que existe una gran cantidad de valor agregado en la sostenibilidad, ya sea para atraer al mejor talento milenario impulsado por el valor, o potenciar su marca para consumidores más limpios.

COP se ha convertido en un circo, pero ofrece una gran oportunidad para los negocios. En la COP del año 2018 en Polonia, varias empresas aprovecharon la oportunidad para anunciar sus estrategias y objetivos sostenibles. Maersk se comprometió a ser neutral en emisiones de carbono para el año 2030, Volkswagen el fin de sus motores de combustión interna, y Shell anuncio que reduciría su huella de carbono a la mitad para el año 2050. Las empresas tienen el poder de hacer todo lo que el gobierno no es capaz de hacer: actuar. Y están usando la COP como una plataforma comunicacional importante.

Las Naciones Unidas están organizando el evento, UN Climate Summit en Nueva York, en Septiembre de este año, donde el Secretario General Antonio Guterres exige a las empresas planes y no discursos. Algunas compañías están liderando el camino, pero muchas se están quedando atrás.

Aunque el mayor foco de COP25 seràn los más de 4000 invitado estará en los compromisos púbicos y privados de Chile, esta es una oportunidad única para que las empresas chilenas den un paso adelante y tomen la iniciativa. El foco de atención estará en Chile por un tiempo limitado, y es la oportunidad perfecta para que las empresas comiencen o aceleren su camino hacia la sostenibilidad.

¿Qué puede su empresa hacer para comenzar su camino hacia la sostenibilidad? ¿Por dónde comenzar? Preguntas como estas son bastante comunes por parte de las juntas directivas al momento de tomar decisiones estratégicas. Claramente depende de la naturaleza de la organización, pero evaluar cuál es su ambición y hacer un plan es un excelente comienzo. Entender el valor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el impacto positivo que pueden tener para su organización es fundamental. Uno de los ejemplos mundiales más memorables es de Orsted, empresa danesa que cambio su reputación de generar energías a través de la combustión de fósiles a una estrategia 100% sostenible y amigable con el medio ambiente con energías renovables.
Estamos determinados a apoyar a las empresas en su viaje sostenible y pasar de la inspiración a la acción. Así que la pregunta es ¿Dónde estarás en Diciembre? ¿Y que necesitas hacer ahora para estar preparado?


¿Quiere saber más?

Sustainia es una agencia global de asesoría en sostenibilidad que se especializa en tecnología e inteligencia artificial. Con sede en Copenhague, y con presencia en China y Chile, investigamos y desarrollamos nuevas perspectivas y oportunidades de mercado. Sustainia es cofundadora del Global Opportunity Explorer, la plataforma más grande del mundo para soluciones verificadas, y sirve como conneción entre las soluciones y los desafíos globales.

Nos encantaria escuchar sus perspectivas, así que siéntase libre de comunicarse con nosotros por el chat o hello@sustainiaworld.com.


Sobre el Autor

Jack Robinson headshot

Jack Robinson

Editor y Director de Proyecto
jack@sustainiaworld.com

Jack trabaja con ciudades, gobiernos y empresas para incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Después de graduarse de Queens College, Cambridge, Jack trabajó para el regulador de energía del Reino Unido, Ofgem, antes de completar su Maestría en Cambio Climático en la Universidad de Copenhague, donde estudió el papel de blockchain en la mitigación del cambio climático para su tesis.